Páginas vistas en total

sábado, 3 de diciembre de 2011

Problema mío


No importa que no preguntes ¿cómo me siento?, da lo mismo, mi vida entera la he pasado sola, la he pasado mal y los tiempos en que te importaba claramente también pasaron, así que de hoy en adelante es problema mío.
Es problema mío aprender a vivir sin verte, sin hablarte, sin tocarte o sin sentirte
Es problema mío si no sé vivir sin ti, si no sé como olvidarte, es problema mío.
Seguirá siendo problema cuando ya me hayas olvidado, seguirá siendo mi problema cuando vea crecer a mis hijos y tú no estés
Será problema mío el cómo explico que ya no estés en las fotos familiares o en los eventos importantes de sus vidas…sé que no estarás porque hasta ahora era mi problema avisarte de cada fecha, de cada cumpleaños, de cada celebración, de cada graduación…
Era problema mío avisarte de su primer diente, de sus chistes inocentes, de sus primeros pasos…y en este caso, será problema mío el dolor que sienta cuando tenga las ganas de tomar el teléfono para contarte de ellos…este bebé será más mío de lo que fue Santiago, al que pude compartir en parte contigo…pero el amor que siento por todos ellos, es ahora y siempre problema mío y mía es también la obligación de seguir amándolos y supliendo tus ausencias y tus faltas, fue siempre problema mío y lo seguirá siendo hasta cuando dé mi último respiro.
No fue un placer tenerte en mi vida, fue más doloroso de lo que habría deseado, ojalá lo hubieses hecho más dulce o más feliz, pero a estas alturas los recuerdos buenos ni se notan ante tantos momentos tristes y solos…
Te prometo una cosa, aprenderé a cambiar un enchufe, a conectar las lámparas de navidad, a poner una perilla en el mueble de cocina, incluso a picar cebolla..aprenderé a llenar los espacios vacios de mi vida y de mi cama y quizás algún día ya no sea problema el haberte amado más que a nadie en esta vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario