Páginas vistas en total

miércoles, 29 de diciembre de 2010

recuento de daños (cuento)


RECUENTO DE DAÑOS


Es mi culpa me digo, debí haber corrido con su camisa limpia, quizás le faltó algo a la comida, quizás los niños hicieron mucho ruido mientras jugaban, pienso, mientras me deslizo desde la cama como una serpiente de seda , cosa que me resbale y no me sienta, me iré como es costumbre al baño, pues primero viene el conteo de los daños, ver que no me queden marcas visibles, ni nada que delate mi infortunio, aunque siempre que algo queda, expongo la misma historia, mi torpeza, que soy demasiado estúpida y me golpeeé con algo; abriendo el mueble de cocina, con la reja o el portón, con alguno de los niños, en fin, siempre digo algo diferente, por más poco creíble que parezca.
Una vez más, me convenzo a mi misma que la situación es sostenible, sé que llegará con algún presente al día siguiente, algo para la casa o los niños, algo que anestesie mi angustia y que permita seguir nuestra apacible vida matrimonial. Me digo “lo amo”, es el padre de mis hijos y más allá de un puñetazo o un zamarreo no pasará, en realidad nunca me ha golpeado hasta hacerme sangrar y si algún moretón queda es sólo porque dentro de mi torpe actuar intento infructuosamente protegerme la cara. No es una mala persona, las veces que me ha golpeado ha sido porque según él, estoy descontrolada, era para calmarme, para no reclamar por la cuenta que no pagó o porque levanté la voz más de la cuenta. No es bueno que los niños nos sientan pelear o discutir por cosas domésticas y él jamás grita, soy yo la que eleva el tono, la que provoca una respuesta tan abrupta, cuando trato de ser otro tipo de mujer y no la joven manipulable con la que se casó.
Tenía 18 años cuando nos fuimos vivir juntos y él fue mi primer hombre, el único que he conocido, el que despertó a la mujer y me descubrió en noche de estreno, si tan sólo pudiera volver a mirarlo con esos ojos enamorados o al menos sintiera que él me mira de la misma forma. Algo no hice bien porque ya no siento que me ame con esa pasión que lo hacía llorar pidiendo perdón y jurando amor cuando descubrí que me había engañado.
El tiene sus propios estándares de lo que una relación debiera ser. Sé que mujeres y hombres no somos iguales y que las mujeres sentimos mucho más que los hombres, que somos más de piel y abrazos, supongo que es bueno que uno de los dos mire la vida con ojos prácticos mientras el otro vive en la nubes como él dice. Yo soñaba con un ser romántico que en realidad nunca ha sido, siempre olvida las fechas importantes y creo que ya me acostumbré, ni siquiera recuerdo si mi aniversario es un día 13 o 14 de octubre, después de 14 años de matrimonio, no puedo recordarlo con claridad, me dice que son tonteras que uno debe celebrar mejor otras cosas como los cumpleaños o la navidad y que cuando se tienen hijos ya no se piensan esas cosas porque lo importante son los hijos.
Los hijos, tres para ser exactos, tres hijos nacidos de una relación de amor, porque sin amor los hijos no importarían, me habría dejado por alguna otra mujer sin importarle nada y el dinero no es un tema menor porque tres hijos son un gran gasto que él asume solo.
Ese día avanzo sin sobresalto alguno, hice todo cuanto creí que debía hacer, debo admitir que las cosas empiezan a olvidárseme, me levanté temprano, fui a la feria y compré lo necesario para su cena, le gusta la mesa servida cuando llega del trabajo, y después de los esfuerzos que hace para llevar el dinero a la casa y mantenernos a todos, creo que no pide demasiado. En verdad soy muy bruta, nada sacó con tratar de recordar que no hice, porque probablemente lo volveré a olvidar y sé que su puño se volverá a encontrar con mi piel…Yo sé que le gusta dormir hasta tarde así que mejor lo dejo así, si lo despierto quizás lo moleste…y sigo pensando en el recuento de los daños del día anterior, debo limpiar los restos del espejo que se quebró al empujarme y lavar esas sábanas, ¡no compré cloro!, y las manchas de sangre se pegarán…conteo, conteo, no quiero despertarlo…pero debo coser la camisa que se rompió cuando crucé el cuchillo…conteo, conteo, no hay nada que hacer, los niños se irán al colegio, debo darles el desayuno antes, sé que es inútil. La sangre no saldrá, así como las heridas que llevo dentro no sanarán jamás, de la misma manera que él no despertará … pero tampoco volverá a golpearme … nunca más.

martes, 28 de diciembre de 2010

Propósito de año nuevo

Creo que mi principal propósito de año nuevo es definitivamente ser más optimista, cierto es que razones me ha dado la vida para no serlo, para ver como dicen por ahí el vaso medio vacío, ser eternamente derrotista y mal agüero, pero confieso abiertamente que en el fondo siempre espero lo mejor...entonces, ¿por qué no ser más alegre en mi blog, dejar ser derrotista y mirar por el parabrisas de la vida y no por el retrovisor?...así que desde hoy prometo escribir cosas alegres, sacarle el provecho a lo mejor de mi vida, disfrutar de lo bueno que me ha tocado en esta tómbola. Entonces debo empezar por agradecer esos hijos hermosos, medio porfiados a veces, pero es parte de crecer, supongo que todos somos algo rebeldes a esa edad...alegrarme con la nieta hermosa que mi hijo me dió y gozar de la vida porque tengo un trabajo en el que se valora tanto mi esfuerzo y profesionalismo que me dan cada día más responsabilidades, las que por supuesto son remuneradas, así que no me puedo quejar...hoy estoy muy happy y quiero seguir así...así que de antemano lo digo, a todas aquellas personas mala onda que andan tirando mierda, alejense de mi, porque ando con mi traje anti caca jajaja...o sea serán como leprosos a quienes no me acercaré para no contagiarme de su mala onda...las buenas vibras atraen buenas vibras y las buenas acciones se premian con buenas acciones, si no no me iría tan bien en la vida o no???...algo para meditar para todos aquellos que se deprimen por cosas que no pueden evitar...si no lo puedes evitar entonces para que hacersemala sangre?...hoy leí una receta de cola de mono que me encantó leer pues me recordó esa película "Julia y Julia"...que personalmente adoré...que alguien haga un blog compartiendo recetas de cocina preparadas con ese sabor familiar de las recetas ancentrales que han pasado de generación en generación y lo haga con una chispa y una gracias como quien está compartiendo un secreto familiar inviolable y por el cual quizás mereciera el destierro fraternal, pero como esa hija consentida le dió los creditos a su progenitor, se le perdona...me encantó tu blog y me haz dado una nueva perspectiva para escribir el mío, muchas gracias a Milena Caroca por su http://www.dejamecocinarte.blogspot.com/.

martes, 21 de diciembre de 2010

recuento 2010


Por donde empiezo...enero, el peor mes de todos, me enteré que nuevamente había sido traicionada, me ganó el orgullo de no dejarle el camino libre y el amor por mis hijos que creen que él merece una nueva oportunidad, la última. Febrero, terremoteado, sustos y trabajo anticipado, el matrimonio de una de mis mejores amigas (aún hay gente que confía y se atreve a dar el paso, bien por ellos, lo mejor para ella). Marzo (bomba, seré abuela) abril, mayo; sólo trabajo, trabajo, trabajo...junio con depresión, por primera vez en muchos años no quise ni celebrar mi cumpleaños, Julio, agosto y septiembre sin novedad, sólo más trabajo, trabajo, trabajo, uno que otro desafío laboral..no puedo quejarme en ese ámbito, doy lo mejor de mi en mi trabajo y recibo los frutos y la valoración que merezco por mis esfuerzos....octubre empieza la melancolía de fin de año y me pregunto si vale la pena todo lo que sacrifico y todo lo que no me atrevo a hacer y como siempre termino pensando en lo que creo es correcto y sigo adelante...noviembre, el mes trae sorpresas, el pánico inicial se pasó y dio lugar a la alegría de tener a la Isidora con nosotros, sanita y hermosa (nació un 12 de noviembre en Viña del Mar)...y llegamos así a Diciembre...el mes más melancólico de todos, donde extraño todo lo que tanto amo, incluyéndolo. Me repito lo que alguna vez me dijo: "en otra vida estaremos juntos y dejaremos de preguntarnos que sería de nosotros si...mientras tanto recurro a plagiar a Arjona que me dice que las cosas se hacen "sin daños a terceros", y amo lo que tengo entonces y creo que algún día cambiará y será merecedor de tanto sacrificio y me vuelvo a guardar todos esos sentimientos tan fuertes que me mueven las entrañas con su simple saludo..cuando dice "gracias caro"...porque sólo él me dice así y lloró porque sé que sufre y no puedo estar a su lado para consolarlo y confortarlo..Así que Dios, tú que puedes ayúdalo a superar su tristeza y su perdida y cuídalo por mi.

Así llegué a finales de este extraño 2010...extrañándolo y preguntándome si mi consorte me preguntará alguna vez por mi y no sólo por los niños, si tendré los detalles que me hacen falta para confiar nuevamente en él o sigo con mis expectativas bajas esperando que en elgún momento su traición se repita y yo decida finalmente ponerle fin a tanta tortura impuesta por anhelar algo relativamente parecido a una familia para mi y mis hijos y mientras tanto el bajón aumenta y yo no puedo dormir y lucho infructuosamente contra mis propios sentimientos...algo egoístas, lo sé, pero la vida no es perfecta. La mía nunca lo ha sido...ándate luego maldito 2010.

David Bisbal - Desnúdate Mujer